El Club Portugalete no falla en La Florida y se coloca a sólo dos puntos del Leioa

Fuente: Deia.com 

PORTUGALETE 1-0 ALAVÉS B

PORTUGALETE: Macías; Adriano, Txabi (Min. 57, Borja), Etxaniz, Cerro, Albisua, Korta (Min. 81, Katxorro), Salutregi, Sergio Martín, Alberto y Santxo (Min. 75, Nico).

DEPORTIVO ALAVÉS B: Diego Carrio; Kevin, Jonma (Min. 56, Oratz), Jon, Einar, Andoni (Min. 70, Xabi), Aitor (Min. 56, Altair), Mikel, Casi, Alday y Arbeloa.

Gol: 1-0: Min. 37; Santxo.

Árbitro: Anduaga. Expulsó por doble amarilla al visitante Einar (Min. 61). Amonestó a Adriano, Salutregi, Kevin y Andoni.

Incidencias: Unas 1.300 personas se dieron cita en La Florida.

PORTUGALETE. Un gol de Santxo, de cabeza, dio los tres puntos al Portugalete en su encuentro ante el filial del Alavés; una victoria que le sirve al conjunto de Ezkerraldea para acercarse al Leioa, líder de la categoría. El conjunto gasteiztarra realizó un buen encuentro en La Florida, pero se encontró con la mejor imagen del Portugalete que aprovechó la derrota del Leioa y el empate de Gernika y Arenas para consolidarse en la segunda posición.

El Alavés salió con fuerza, pero el ordenado esquema planteado por Carlos Docando acabó por imponerse en el medio campo. En el minuto 20 llegaba la primera ocasión en una falta que botó Sergio Martín y el balón se marchó rozando el poste. La misma suerte corrió un remate de Santxo, un minuto después. En el 25 Alberto se resbaló cuando se encontraba solo ante Diego Carrio.

A la media hora llegó la ocasión de Kevin, en un remate de cabeza, tras una buena jugada individual de Casi. En el 37 se produjo el tanto jarrillero. Sergio Martín se encargó del saque de una falta, y en la melé de jugadores que se creó en el área pequeña, apareció la cabeza de Santxo para enviar el balón al fondo de la portería.

En la segunda mitad, Einar abandonó el terreno de juego al ver la segunda cartulina amarilla en el minuto 61. En la última parte del encuentro Borja se convirtió en el protagonista del Portugalete: en el 78, su remate se marchó junto al poste; y en el 85, protagonizó una buena jugada individual desde su propio campo, pero le fallaron las fuerzas en el momento de superar al guardameta visitante.