Comunicado ante hechos acaecidos a raíz de la incorporación de Paul Abasolo a primera plantilla

Ante los hechos acaecidos a raíz de la incorporación del futbolista Don Paul Abasolo Amantegui a nuestra plantilla senior, el Club Portugalete quiere manifestar lo siguiente:

  1. El referido futbolista cumplió una condena, impuesta hace más de cinco años, motivada por hechos acaecidos hace más de una década.
  2. Dicho cumplimiento se produjo de conformidad con todos los requisitos y exigencias que impone nuestra legislación.
  3. Una vez cumplida la condena, de acuerdo con la legislación vigente, quedó extinguida la responsabilidad penal en la que el jugador había incurrido.
  4. Asimismo, el jugador, cumplida su condena, se encuentra totalmente reinsertado en la sociedad, tanto a nivel humano como a nivel deportivo, ámbito en el que ha venido desarrollando su carrera de futbolista, a lo largo de los últimos años, en equipos como el Amurrio y el Zamudio, con absoluta normalidad.

En la actualidad, el citado futbolista dispone de los mismos derechos, y de las mismas obligaciones, que el resto de la ciudadanía, entre los que se encuentra, obviamente, el de jugar al fútbol en tercera división.

  1. En este sentido, el Club Portugalete estima que ningún organismo, asociación o partido político está legitimado para negar derechos a un ciudadano, competencia esta que le corresponde exclusivamente a las instituciones judiciales.
  2. Lo contrario supone discriminar a una persona por el mero de hecho de tener antecedentes judiciales.
  3. El Club Portugalete nunca discriminará a ninguna persona por su raza, ideología, orientación sexual, ni tampoco, por tener antecedentes judiciales.

En consecuencia con los puntos manifestados:

  1. El Club Portugalete comparte el derecho que otorga nuestra legislación  a la reeducación y a la reinserción social.
  2. El Club Portugalete no comparte iniciativas que tratan de limitar los derechos de un ciudadano, dificultando su integración en la sociedad.
  3. Motivo por el cual, nos vemos en la obligación social de colaborar en el desarrollo de los citados derechos, y entiende que no es justo impedir la práctica del fútbol a personas que ya cumplieron su deuda con la sociedad y que han dado muestras fehacientes de su reeducación y reinserción en la misma.
  4. Estimamos que es lo mínimo que una Entidad Deportiva debe aportar a la Sociedad, donde queremos destacar que el Club Portugalete se encuentra absolutamente comprometido con los valores de la tolerancia, la igualdad, el respeto a los demás y el cumplimiento de la más estricta legalidad.

Como conclusión final, el Club Portugalete condena toda forma de discriminación hacia cualquier persona, incluyendo prioritariamente aquella ejercida hacia las personas que se encuentran en situación de desventaja social. Por ello, realiza una apuesta por la reinserción laboral de Paul Abasolo Amantegui y a su vez, se compromete a asumir una actitud de vigilancia activa para que en su entorno no se produzca ningún hecho ni expresión que menoscabe la libertad sexual ni que ampare, justifique o aliente la violencia contra las mujeres.

En Portugalete, a 21 de junio de 2.016,

Junta Directiva del Club Portugalete

Leave a Comment

(required)

(required)